Libros importados con hasta 40% OFF + Envío gratis a todo USA  Ver más

menú

0
  • argentina
  • chile
  • colombia
  • españa
  • méxico
  • perú
  • estados unidos
  • internacional
portada Chile en el Corazón
Formato
Libro Físico
Editorial
Año
2023
Idioma
Español
N° páginas
300
Encuadernación
Tapa Blanda
Dimensiones
23cm x 15cm
ISBN13
9789566247234

Chile en el Corazón

John Dinges (Autor) · Debate · Tapa Blanda

Chile en el Corazón - John Dinges

4,29 estrellas - de un total de 5 estrellas 7 opiniones
Libro Nuevo

$ 16.25

$ 27.08

Ahorras: $ 10.83

40% descuento
  • Estado: Nuevo
Origen: Chile (Costos de importación incluídos en el precio)
Se enviará desde nuestra bodega entre el Miércoles 24 de Abril y el Lunes 06 de Mayo.
Lo recibirás en cualquier lugar de Estados Unidos entre 1 y 3 días hábiles luego del envío.

Reseña del libro "Chile en el Corazón"

Estados Unidos fue el más importante aliado mundial de la Junta Militar en 1973, pero el asesinato de dos de sus ciudadanos días después del golpe de Estado dio pie a un enigma internacional cuyo misterio repercute hasta hoy. Charles Horman y Frank Teruggi, opositores a su propio gobierno, estuvieron entre los miles de extranjeros que confluyeron en Chile para participar de la "vía chilena al socialismo" de Salvador Allende y que fueron recluidos en el Estadio Nacional, calificados de "extremistas". La ejecución de los dos estadounidenses manchó la imagen positiva del golpe de Estado que el gobierno de Estados Unidos promovía al mundo, por lo que encubrió los hechos que ya conocía y se sumó a la versión falsa del régimen de que "nadie sabe" quién los mató ni por qué. La película Missing hizo famoso el caso, pero distorsionó hechos relevantes. La verdadera historia se revela ahora en esta contundente investigación. El autor, John Dinges, arribó a nuestro país en 1972, siendo uno de los internacionalistas que, como sus compatriotas asesinados, llegó a tener a Chile en su corazón.

Autor: John Dinges
Editorial: Debate
Año:2023
Idioma: Español
N° páginas: 300
Encuadernación: Tapa blanda
Dimensiones: 23cm x 15cm
Isbn13: 9789566247234

Opiniones del libro

Felipe CarrascoDomingo 08 de Octubre, 2023
Compra Verificada

" Estimado Alberto Duarte, tome un curso de redacción. Y no tome su propia opinión tan seriamente. "

20
Jackie HamillJueves 12 de Octubre, 2023
Compra Verificada

" Un interesante libro que revela historias que eran desconocidas para mí. "

11
Pascale BonnefoySábado 02 de Marzo, 2024

" Al igual que en sus libros anteriores, Dinges aplica su férrea rigurosidad periodística para revelar los hechos detrás del asesinato de Horman y Teruggi y cómo se encubrieron esos crímenes. Explica fundadamente por qué fueron blancos de la represión en Chile y derriba el mito construido desde hace décadas, en el caso de Horman, de que fue asesinado porque "sabía demasiado" sobre la participación de Estados Unidos en el golpe militar. A través de entrevistas y una minuciosa revisión documental, Dinges siguió la evidencia hacia donde lo llevara, descartando suposiciones, ideas preconcebidas y argumentos fáciles. El libro constituye una lección en el ejercicio del periodismo, pero es también un relato conmovedor sobre una tragedia política y humana. "

10
Arturo Navarro CeardiSábado 02 de Marzo, 2024

" Me remito a la presentación de la prestigiosa periodista Patricia Politzer, en la Casa Central de la universidad de Chile: "Charles Horman, Frank Teruggi y cientos de estadounidenses más pertenecen a la generación que luchó contra la guerra de Vietnam, la generación de la revolución feminista, el movimiento de los derechos civiles de Martin Luther King. Lo que pasaba en Chile era lo que tanto buscaban también en su país, pero parecía que en Chile el compromiso de la clase trabajadora era mayor y esta revolución por un mundo mejor podía efectivamente tener éxito. A esa generación pertenece también John Dinges, y sin duda, este es su libro más personal. John se identifica con Horman y Teruggi. En distintas partes del libro dice explícitamente “yo estuve ahí”. El día del tancazo, apenas escuchó que los tanques estaban llegando al centro de Santiago, partió con su cámara. Escribe: “Intenté hacer un foto de un enorme charco de sangre que había en la vereda, pero un soldado me apuntó con su fusil y retrocedí”. Lo mismo hizo Frank Teruggi que fue uno de los 50 heridos de aquella jornada. Durante la mañana del golpe de Estado, numerosos partidarios del gobierno se trasladaron los cordones industriales, esos barrios donde abundaban las fábricas que serían el gran bastión de la defensa del gobierno de Salvador Allende. Entre ellos estaba Frank Teruggi y también John. La decepción fue grande ante la inexistencia de la valerosa resistencia tantas veces anunciada. Días después recorrió esas calles, Charles Horman, justo antes de ser detenido y supuestamente desaparecido. Todo extranjero con ideas de izquierda fue catalogado inmediatamente de extremista peligroso. Esta categoría no calza con Charles Horman, Frank Teruggi, John Dinges y la gran mayoría de los extranjeros que estuvieron en Chile durante la Unidad Popular. Pero tampoco eran jóvenes ingenuos y neutrales que observaban el proceso chileno, como lo presentó la película de Costa Gavras. El libro nos muestra con datos indesmentibles, como suele hacerlo un periodista riguroso como John, que Horman y Teruggi eran dos jóvenes profundamente comprometidos con los cambios revolucionarios que se intentaban en Chile. Teruggi era muy cercano al MIR, incluso vivía con dirigentes clave de este movimiento que no pertenecía a la Unidad Popular porque no creía posible la revolución sin un enfrentamiento armado. Horman, como muchos otros, llegó a esa misma conclusión a medida que crecía la crisis política, económica y social que vivía el país después del paro de Octubre de 1972. Tal es así que viajó a Estados Unidos a conseguir dinero para comprar armas destinadas, precisamente, a la resistencia de los obreros en los cordones industriales. Pero ese aspecto no es el único en que el libro discrepa con la película. Lo principal es que el libro desmiente que Charles Horman fuera asesinado por el Servicio de Inteligencia Militar en complicidad con el gobierno de Estados Unidos porque era el hombre que sabía demasiado. Un descubrimiento, sin duda inesperado y chocante. John no es sólo un gran investigador, es sobre todo, un hombre honesto y valiente. Cuando empezó este trabajo hace más de dos décadas pensaba descubrir la mano norteamericana que había terminado con la vida de los dos estadounidenses asesinados por la dictadura. Su trabajo profesional ha estado siempre ligado a los temas de derechos humanos, a esclarecer las redes clandestinas entre los servicios secretos del continente, incluido su propio país, que instalaron una máquina de terror y crimen durante los años 70 y 80. Los datos indican que, si bien la embajada de Estados Unidos encubrió el crimen y no ayudó a la familia Horman a identificar sus restos y no hizo esfuerzo alguno por buscar a los culpables de ambos asesinatos, no estuvo detrás de sus fusilamientos. Llegar a esta conclusión, no solo desmiente la tesis de Missing y su propia hipótesis, sino que, además, descalifica el trabajo del juez chileno Jorge Zepeda, uno de los magistrados que llevó adelante diversos juicios contra violadores de derechos humanos. Sólo su honestidad y su compromiso con la verdad permiten comprender que haya publicado un libro que a muchos nos gustaría no creer. Y que, seguramente, le traerá más de alguna crítica". "

10
Joseph RamosLunes 04 de Marzo, 2024

" En “Chile en el Corazón”, John Dinges revé los casos de la desaparición y asesinatos de Charles Horman y Frank Teruggi a los pocos días del golpe militar en septiembre de 1973.. Dinges es especialmente conocido por dos libros denunciando al régimen de Pinochet y las dictaduras militares del Cono Sur con apoyo de la CIA, “Asesinato en Washington” (sobre el asesinato de Orlando Letelier) y “Los años del cóndor: operaciones internacionales de asesinato en el cono sur”. Hasta este libro la teoría más conocida de la ejecución de Horman es que “sabía demasiado”: que se había enterado directamente, por funcionarios norteamericanos, de que el gobierno norteamericano (Nixon y Kissinger) estaba detrás del golpe militar, por lo que tuvo que ser eliminado, para que la complicidad con el golpe no se conociera. Esta teoría fue popularizada en la película Missing; y fue respaldada en su esencia por el fallo del juez Zepeda en 2015 por el juicio de secuestro y asesinato a pedido de la familia Horman. Este fallo fue ratificado en 2016 por la Corte Suprema chilena. Dinges inicia su investigación con miras a mostrar la prueba definitiva del involucramiento del gobierno norteamericano en la ejecución de Horman. Para su sorpresa, al efectuar más de un centenar de entrevistas de los involucrados y examinar los miles de documentos desclasificados por el gobierno norteamericano así como la evidencia reunida por el juez Zepeda, concluye que Horman no sabía nada de tal involucramiento; y que fue ejecutado como extremista extranjero por decisión arbitraria de Pedro Espinoza, el oficial encargado en el Estadio Nacional de decidir quién se ejecutaba y quién no, sin injerencia norteamericana. Qué lo diga una persona con sobrados credenciales de anti Pinochetista y anti operaciones encubiertas de la CIA en el Cono Sur habla de una valentía intelectual impresionante y, por cierto, hace su conclusión más creíble. Obviamente entre el fallo de un Juez y el análisis de un periodista, por muy investigativo que sea, normalmente uno toma partido por el juez. Sin embargo, el análisis de Dinges es pormenorizado, y a este lector persuade que la tesis de involucramiento norteamericano en su muerte, siendo plausible, no se corrobora más allá de toda duda razonable. El libro presenta múltiples evidencias hasta ahora desconocidas o poco conocidas, pero para mí sobresale una: que la tesis de que fue ejecutado con anuencia norteamericana porque “sabía mucho” se basó fundamentalmente en el testimonio en 1979 de un ex miembro de la inteligencia militar chilena, Rafael González. Sin embargo, cuando González fue Interrogado de nuevo en 2001 por el juez Zepeda, González se retractó del testimonio anterior que implicaba el gobierno norteamericano en el secuestro y asesinato de Horman. En su declaración jurada antes el juez Zepeda, admitió que su declaración anterior, de que un agente de la CIA escuchó y aprobó la orden de ejecutar a Horman, fue un invento suyo. Zepeda opta por descartar esta declaración y creer la primera, pese a que Dinges muestra que no hay evidencia significativa alguna que corrobore esa primera declaración. Tal vez Zepeda tuvo razón, pero para este lector el fallo dista de ser más allá de toda duda razonable. Por cierto, Dinges es vehemente en su critica al gobierno norteamericano (Nixon-Kissinger) por tratar de impedir la asunción de Allende después del 4 de septiembre de 1970 y su posterior apoyo a su oposición. Es igualmente tajante en su crítica a la embajada norteamericano en Santiago, – por engañar a la familia de Horman, por creer acríticamente, sin chequear, las explicaciones de la Junta Militar sobre la desaparición de Horman, y de no llevar a cabo una real investigación de su desaparición y muerte. Mas celebro su integridad profesional a seguir la evidencia a donde lo lleve, aún cuando lo llevó a una conclusión contraria a sus propias simpatías políticas. Joseph Ramos "

10
Alberto Duarte RodríguezLunes 02 de Octubre, 2023

" Dinges ofrece una serie de informaciones nuevas, pero que en ningún caso permiten establecer su hipótesis: de que Estados Unidos no estuvo involucrado directamente en golpe de estado, operativamente, siendo el caso Horman una prueba de ello. Los curioso es que Dinges se suma al montaje que ordena Kissinger para ocultar, no el apoyo el golpe, lo que es evidente, sino la participación directa. ¿Para quién trabaja Dinges? Si uno lee todos los libros sobre el caso Horman, el "descubrimiento" reciente de su vinculación con grupos de izquierda y cordones industriales, no solo no descartan la hipótesis de que su muerte se debe a que "sabía demasiado" al haber encontrado casualmente en Viña a militares estadounidenses en funciones operativas en mismo 11 de septiembre, sino que la refuerzan, porque además participaba en un boletín, FIN, que se dedicaba a establecer el trabajo encubierto de la CIA en tiempos de la UP. Es decir, esa encuentro y lo que escuchó, si hubiera sido un turista o un hombre de derecha no hubiera revestido importancia. Como tampoco Dinges es capaz de diferenciar el caso Teruggi, que también fue asesinado en el Estadio Nacional por uniformados, pero su cuerpo es encontrado e identificado en una semana. No así Horman, que hay un intento de hacerlo desaparecer para negar su muerte y si no es porque su padre mueve influencias en el congreso estadounidense, justo cuando Pinochet pide ayuda a la casa blanca, el cuerpo no se hubiera encontrado un mes después, sino nunca. Si solo lee este libro sobre el caso, será engañado por Dinges para que crea las mentiras de Henry Kissinger. Lea mejor la investigación de Cristian Opaso, también recién publicada (Engaños Mutuos, Ed., Ceibo) y la primera que se hizo, la de Thomas Hauser. "

22
Marcelo MontecinoMartes 05 de Marzo, 2024

" Hay tanto que se puede decir de John Dinges. Pero empezaré con una nota personal. John es una de las personas más éticas que he conocido. Su devoción a la verdad, a su oficio y su increíble talento de investigar, lo ha convertido en uno de los periodistas más respetados y reconocidos en Chile y los Estados Unidos. Autor de varios libros de periodismo investigativo entre ellos “Asesinato en Washington, Los Años del Condor, y recientemente su libro mas personal: Chile en el Corazón, un relato de dos jovenes asesinados por los militares a pocos dias del golpe. Digo personal porque Dinges pasó por experiencias similares a Frank Teuggi y Charles Horman. Como ellos, y cientos de otros jóvenes de distintas partes del mundo, muchos de ellos escapando dictaduras. John llegó a Chile en 1972 a presenciar el fallido experimento socialista de Salvador Allende, llenos de esperanza e imbuidos de idealismo. En las recientes conmemoraciones de los 50 años del golpe poco se dijo de este grupo. Dinges a menudo hace referencias a España y sus Brigadas Internacionales. En un epígrafe cita a la académica Patricia Fagen: “Chile fue la Guerra Civil española de nuestra generación.” Para mi una de las cosas más notables de este libro es su descripción del ambiente en Chile, antes y después del golpe de estado en septiembre de 1973 y la trayectoria politica y personal de ambos jovenes y otros "expatriados norteamericanos." Hay pocos textos que describen tan bien el ambiente caótico pero esperanzado, de esos meses. Como es de rigor en todos sus libros, Dinges escarba hasta lo más profundo de las burocracias del terror y la represión en Chile: la inteligencia militar, la policía secreta (DINA), la diplomacia chilena y estadounidense, CIA, Departamento de Estado (que nunca investigó los asesinatos), e incluso en una nota diplomática al Ministerio de Relaciones Exteriores de 28 de septiembre de 1973 la embajada se jacta: La Embajada de Estados Unidos de América (...) tiene el honor de informar a ese Ministerio (...)que a ninguna persona se le ha concedido asilo en la Embajada norteamericana de Santiago. Para los que vivimos esos días es otro recuerdo cínico que aún nos enfurece y nos recuerda el papel de Estados Unidos en fomentar y apoyar a tantas dictaduras. Dinges termina su libro con una frase clara que explica gran parte de su trabajo y, especialmente este libro: “Para mí, Chile es un gran amor y una gran herida en el corazón.’ -- Marcelo Montecino "

00
Ver más opiniones de clientes
  • 71% (5)
  • 14% (1)
  • 0% (0)
  • 0% (0)
  • 14% (1)

Preguntas frecuentes sobre el libro

Respuesta:
Todos los libros de nuestro catálogo son Originales.
Respuesta:
El libro está escrito en Español.
Respuesta:
La encuadernación de esta edición es Tapa Blanda.

Preguntas y respuestas sobre el libro

¿Tienes una pregunta sobre el libro? Inicia sesión para poder agregar tu propia pregunta.

Opiniones sobre Buscalibre

Ver más opiniones de clientes