• Buscarlibros   
portada Una temporada en el infierno
  • Una temporada en el infierno
  • Una temporada en el infierno
  • Una temporada en el infierno

Una temporada en el infierno

Jean Arthur Rimbaud (Oliverio Girondo y Enrique Molina trad.) - Tajamar Editores

4 Comentarios de Clientes

US$ 14,36

Stock Disponible

Si lo compras hoy con envío normal lo recibirás entre el Viernes 25 de Agosto y el Lunes 11 de Septiembre.

Descripción:

Antaño, si lo recuerdo bien, mi vida era un festín donde se abrían todos los corazones, donde todos los vinos corrían. Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas. — Y la encontré amarga. — Y la injurié. Me armé contra la justicia. Me horrorizan todos los oficios. Patrones y obreros, todos plebe, innobles. La mano que maneja la pluma vale tanto como la que conduce el arado. — ¡Qué siglo de manos! — Yo ...

Continuar Leyendo
Detalle Producto
Descripción

Antaño, si lo recuerdo bien, mi vida era un festín donde se abrían todos los corazones, donde todos los vinos corrían. Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas. — Y la encontré amarga. — Y la injurié. Me armé contra la justicia. Me horrorizan todos los oficios. Patrones y obreros, todos plebe, innobles. La mano que maneja la pluma vale tanto como la que conduce el arado. — ¡Qué siglo de manos! — Yo nunca tendré mano. Además, la domesticidad lleva demasiado lejos. Me exaspera la honradez de la mendicidad. Los criminales repugnan como los castrados: en cuanto a mí, estoy intacto, y me da lo mismo. ¡Inventaba el color de las vocales! — A negra, E blanca, I roja, O azul, U verde. — Regía la forma, el movimiento de cada consonante y, con ritmos instintivos, me jactaba de inventar un verbo poético accesible, un día u otro, a todos los sentidos. Reservaba la traducción. He creado todas las fiestas, todos los triunfos, todos los dramas. He tratado de inventar nuevas flores, nuevos astros, nuevas carnes, nuevos idiomas. Creí adquirir poderes sobrenaturales. ¡Y bien! ¡debo enterrar mi imaginación y mis recuerdos! ¡Bella gloria de artista y de narrador perdida!

A muy temprana edad Arthur Rimbaud (1854-1891) compuso la obra literaria que renovaría el lenguaje poético. Fundamental para las vanguardias del siglo XX, Rimbaud sólo publicó Una temporada en el infierno (1873) y dejó el manuscrito de Iluminaciones, su otra obra poética en prosa, escrita probablemente en 1874 y editada en una revista en 1886, además de un puñado de poemas dispersos, entre ellos «El barco ebrio» (1871). Antes de los veinte años renunció a la literatura e inició una vida de aventuras y viajes: se enroló en el ejército colonial holandés del cual desertó, recorrió Chipre, Egipto, África, fue traficante de armas, explorador, y trabajó en los más diversos oficios. Un tumor a la rodilla lo hizo retornar a Francia, pero su agravamiento tras la amputación de su pierna le causó la muerte a los treinta y siete años.

Oliverio Girondo (1890-1967) y Enrique Molina (1910-1997) son acaso los más importantes poetas argentinos. Girondo, de familia acaudalada, desde muy joven pasó largas temporadas en Europa, cursando parte de su educación escolar en Inglaterra y Francia. Es en Francia en 1922 con la publicación de Veinte poemas para ser leídos en el tranvía que inaugura su poesía de vanguardia en la que se proponen nuevos modos de comprender el ejercicio poético. De vuelta en Argentina se vincula con la vanguardia agrupada en las revistas Proa y Martín Fierro y publica Calcomanías (1925). A este le siguen Espantapájaros (1932), Interlunio (1937), Persuasión de los días (1942), Campo nuestro (1946) y En la masmédula (1954), la obra cumbre de su poesía. Publicó los ensayos Nuestra actitud ante el desastre (1940) y El periódico Martín Fierro 1924-1949 (1949). Molina estudió derecho en la Universidad de La Plata y como poeta y pintor adscribió al surrealismo. Desde joven realizó innumerables viajes como marino mercante, y se radicó largas temporadas en el extranjero. Tanto su obra pictórica como poética se caracterizan por los postulados del surrealismo como la escritura automática y la presencia de lo onírico. Entre sus principales libros se encuentran Las cosas y el delirio (1941), Pasiones terrenales (1946), Costumbres errantes o la redondez de la tierra (1951), Amantes antípodas (1961), Fuego libre (1962), Las bellasfurias (1966), Los últimos soles (1980) y El ala de la gaviota (1985). También publicó la novela Una sombra donde sueña Camila O´Gorman (1973) –en la cual se basó la película Camila (1984), de María Luisa Bemberg—, inspirada en la historia de amor de un sacerdote que escandalizó al Buenos Aires del siglo XIX.

Valoraciones
Evaluaciones de nuestros clientes
  • 4.5 de 5 estrellas
  • 5 stars
  • 4 stars
  • 3 stars
  • 2 stars
  • 1 stars
"Bella y delicada edición. Amor eterno a Rimbaud. <3" - Carla Navarro"llegó en perfecto estado y en el tiempo estipulado" - Elizabeth.zag@gmail.com "Rimbaud es un grande, es el llamado "Poète Maudit" de esa época, pero sus letras asombran y encantan, como también ensombrecen el alma si no se le comprende. Excelente libro" - Miguel Angel Katalinic Ramirez"El libro cumple mis expectativaas, fue entregado en muy poco tiempo." - Catalina Vega

Inicia sesión para poder agregar tu propia valoración.